jueves, 22 de enero de 2009

José Antonio, un dandy sesentón

A nosotros los sesentones no nos gusta que el mundo ande todo el día recordándonos lo bien o lo mal que estamos. "Te veo mala cara, Manolito" es cosa de mala leche. Me gusta más el "¡qué bien te veo!" con el que yo procuro obsequiar a todo vecino con el que me encuentro. Aunque no sea verdad. Aunque esté arrugado como una papa, que de todo hay. Aunque sea un pipiolo al que le siguen saliendo granos en todas las esquinas de la nariz, que esos casos –los de los pipiolos– son los menos. Por eso agrada encontrarse de cuando en cuando con un sesentón con una salud envidiable como José Antonio Carretero, al que le brillan los ojos cuando habla de sus nietos, de sus hijos, de su fervorosa dedicación a la Económica. "Tienes que venir allí, tienes que estar con nosotros, echar un cafetín, que hablemos..." Es de esas personas que te miran a la cara y te convencen. Me acuerdo ahora de cuando hace más de 30 años me abordó un día en el Paseo de San Francisco. Era de "la secreta". Y me pidió un favor que tuve que negarle. "Manolo, por favor, dime dónde se reúnen, necesito saberlo". Llevaba yo en la mano una octavilla que quizá fuera de la ORT o de CSUT o de algún sindicato marginal cuando la famosa huelga de la construcción. En la octavilla se convocaba al personal a concentrarse en algún lugar y votar sobre la huelga. Juro que sabía en qué sitio estaban convocados y juro que él no me coaccionó. Hubo de volverse ante el comisario con las manos vacías, aunque ya entonces él era zorro viejo y tal vez me siguió cuando yo me iba en mi viejo coche Ritmo en dirección a Las Moreras. No vi a nadie seguirme, pero nunca se sabe. Hoy, quizá 30 años después, este sesentón oriundo de Salvaleón sigue teniendo poder de convicción y sigue siendo un buen tipo. Dedica buena parte de su tiempo a una tarea no remunerada y silenciosa. ¿Hay quien dé más?

4 comentarios:

dunnodiary dijo...

No sabes lo que me alegra que escribas. En mis años en HOY no tuviste mucha oportunidad (y me pareció fatal que no finalizaras tu carrera con uno de tus artículos en nuestro hijo 'Anuario'), pero internet es de nadie y de todos y, cómo no, también tuyo. Te seguiré, y espero que mantengamos también el contacto por correo. Un abrazo enorme. Nos vemos en febrero. Jon.

Tomás Martín Tamayo dijo...

Bienvenido a la globosfera. Te pondré en mi blog como favorito y estableceré un enlance al tuyo.
¡Que bien te veo, Manolo!
Un abrazo
TMT

Jartible dijo...

A la pa de Dioh don Manué. Aquí viene uno a presentá suh rehpeto a su nueva casa quitándose la gorra y tó.

Eso sí, hay que vé lo joío ca puehto uhté lo de dejale recao si uno no tiene una cosa de lah que piden paquí abajo

Manuel López dijo...

A Jon, Tomás y Jartible: Me hace feliz ver que seguis mis oasos por este mundo de la globosfera, aunque sea tan jodido contestar y conectar. Biwn, aquí estamos, seguiremos en la lucha. Los tres, que no os conoceis entre vosotros, sois buenísima gente. Me quedo con vosotros. Que tengáis buen fin de semana.