lunes, 2 de febrero de 2009

Carlos, el cocinero políglota: de puntillitas al autodefinido

Este es un Badajoz lleno de sorpresas. Hace unos días caí por la tarde a tomarme un café al bar Nuevas Redes, en el que cuando sólo era Las Redes me lo pasé muy bien en infinidad de ocasiones con buenos amiguetes y con el que era su gestor, Diego Román, el ex futbolista al que desde que le diagnosticaron osteopatía de pubis (eso es algo muy serio, no crean) anda por otros mundos trabajando en la sección de Cultura de la Diputación de Badajoz con Francis, el ex alcalde de Almendral, otro pájaro de cuenta. Bueno, a lo que iba, que caí por allí a echarme un café y allí que andaba en lo mismo Marcial Hueros.
Quería Marcial hacer un Autodefinido del “HOY de la casa” (periódico que los bares compran para que los clientes no se gasten el euro en el quiosco y así engañar a la editora del diario), ese que es bastante divertido, la verdad. Y con sus gafas encaramadas en la cara, como yo, me decía que se lo pasaba muy bien con la cosa.
–La suerte que tienes es que a estas horas de media tarde nadie antes lo haya empezado o terminado.
–Hoy he tenido suerte, porque los demás dias lo coge Carlos y lo hace antes de que llegue yo.
–¿Qué Carlos?
–Es el cocinero. Se pone el tio y rellena el autodefinido en un momento... Y eso que es portugués.
–¿...?
–Sí, que es portugués y coge el autodefinido y lo completa en un plis-plas. El tío lee las definciones en español y rellena los espacios en portugués. Y, claro, así no cuadra...
Confieso que el café que me tomé me sentó muy bien, pero sigo sin entender que un portugués rellene un autodefinido español con respuestas en portugués y que además fría las puntillitas o los calamares con la maestría de un andaluz de Barbate, como mi Diego Román. Señor, ¡que cruz!

4 comentarios:

paz dijo...

:)

Esther dijo...

viva portugal, los portugueses, y el bacalao dorado!

el espontáneo dijo...

justo por debajo de " haga su comentario" pone: dime lo que piensas. Y lo que pienso es que este blog es cojonudo y me encanta.

Anónimo dijo...

Manolo, he estado algo mas de una hora fisgoneando por tu blog y, ¡coño, coño, que cosas más bonitas tienes ahí colgadas!.

Un abrazo

TMT