lunes, 9 de febrero de 2009

Si don Dionisio levantara la cabeza...


Ya lo he contado y quizás hasta escrito en alguna ocaión, Mi primer préstamo para mi casa me lo dio don Dionisio, entonces director general de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Badajoz, en sus oficinas de la calle Menacho, más o menos por donde hoy está Zara. Me hizo pasar a su despacho y sentarme en la camilla iluminada por un flexo que seguramente tendría más años que la pajarita que don Dionisio lucía. Pero fue amable y atento conmigo. "Así que usted, joven -me dijo- quiere 600.000 pesetas para comprarse un piso?". Tragué saliva. "Sí señor, mire usted, es que me quería casar y...". No me dejó seguir. "¿Y a quien le va a comprar el piso?" Yo dije lo que tenía que decir: "A don Antonio Tent". Frunció el ceño y se colocó bien la pajarita. Me pidió la fotocopia de mi nómina y la de mi novia. Atentoa la jugada estaba don José García Fernández, el cura bueno que me acompañaba.
Sacó lápiz rojo y azul y fue mirando los epífrages. Unos los marcaba en rojo y otros en azul. Y me lanzó la pregunta definitiva. "Se casará usted por la Iglesia, ¿verdad?" "Sí señor, además me casará mi futuro cuñado, que es cura claretiano". Aquello aceleró los trámites. Y me dio el préstamo con un interés preferencial del 6,75% del año 1973. Estuve pagando doce años y un día, pero salí de aquello. Por supuesto, me casó nmi cuñado por la Iglesia y el piso es mi casa de hoy. Por eso ahora, cuando paso por el Puente Real y veo las obras de movimiento de tierras en la que será futura nueva sede central de la Caja de Badajoz, con dos o tres docenas de operarios al lado de las máquinas, no puedo ni imaginarme qué diría don Dionisió si viera esta obra, que no sé si catalogaría como inversión o despilfarro. La obra sigue adelante y no sabemos si de ahí nacerá la Caja de Badajoz o la Caja General de Extremadura o como se llame la resultante de la fusión si es que llega. Ay, si don Dionisio levantara la cabeza...

4 comentarios:

Esther dijo...

con 600.000 hoy no tenemos ni pá empezar!

paz dijo...

por eso se llama el edificio maritent! estaría casado con una mari!

Oibesue dijo...

Buenos días Manolo:
Por casualidad he entrado en este blog y me encuentro con "mi padre".
Si D Dionisio levantara la cabeza, diría también: "Andanda, y que ganga María por cinco céntimos un anillo de oro".
Un abrazo.
Ah, me olvidaba. Mi padre utilizaba lazo y no pajarita.

Manuel López dijo...

Amigo o amiga Oibesue: No tengo el gusto de conocerte. Guardo muy bien recuerdo de tu padre, de su seriedad no fingida, de su aspecto señorial, de su elegancia, del respeto que todo el mundo le tenía. Sigo viviendo en aquella casa cuya compra tu padre me facilitó.
Un cordial abrazo

1manololopez@gmail.com